Ayer se vivió un éxito y lleno absoluto con la cantata de Carl Off en el Palau de la música de valencia, enclavado en el cauce del rio Turia, hoy parque y pulmón de la ciudad de la luz.

José Antonio Sainz Alfaro, director del Orfeón Donostiarra, hizo amena la obra con una muy buena y divertida dirección. Este donostiarra marco un compas debido a la Orquesta Sinfónica de España de la Fundación Excelentia. El Cor de la Universitat Politécnica de Valencia dirigidos por José F. Sánchez Iborra hicieron el contrafuerte de esta triunfante obra. Las voces principales de la soprano Tina Gorina, el barítono Manuel Mas y el contratenor Amaro González de Mesa que presento una divertida actuación.

 

¿Por que esta obra de 1938 es tan aclamada por el publico selecto y general? Seguramente es debido que al ser en su mayor parte en latín, crea una atmosfera que recuerda a la misas preconciliares y aunque la sociedad actual no las ha vivido si es lógico situarnos en ellas, donde la música y la voz elevaban el espíritu.

Carl Off subtitulo esta composición parte de la trilogía Trioinfi. Como Cantiones profanæ cantoribus et choris cantandæ comitantibus instrumentis ataque imaginibus magicisCanciones laicas para cantantes y coreutas para ser cantadas junto a instrumentos e imágenes mágicas»).

Los textos en latín de O Fotuna su primera parte del preludio y ultima son ya historia de la música popular. La letra se escribió en latín medieval en el siglo XII, dedicado a la diosa Fortuna, “ la que rueda”.

Oh Fortuna,
como la luna
variable de estado,
siempre creces
o decreces;
Vida detestable
ahora oprime
después alivia
como un juego,
a la pobreza
y al poder
lo derritió como al hielo.

Suerte monstruosa
y vacía,
tu rueda gira,
perverso,
la salud es vana
siempre se difumina,
sombrío
y velado
también a mí me mortificas;
ahora en el juego
llevo mi espalda desnuda
por tu villanía.

La Suerte en la salud
y en la virtud
está contra mí,
me empuja
y me lastra,
siempre esclavizado.
En esta hora,
sin tardanza,
toca las cuerdas vibrantes,
porque la Suerte
derriba al fuerte,
llorad todos conmigo.

 

Una obra compuesta por 25 canciones en latín, en alto alemán medio y provenzal antiguo. Con una espléndida percusión y un variado ritmo que hace de la composición una de los trabajos musicales mas populares e importantes del pasado siglo.

El éxito de ayer es una alegría para Javier Martí presidente de la Fundación Excelentia, “ nuestro propósito es propagar la cultura musical a la mayor parte del publico posible”, y ha sido un logro entre el publico congregado, entre ellos se encontraban muchos niños que disfrutaron enormemente de la obra.

En el próximo numero de Excelentia magazine tendrá el enlace para ver la representación completa.